14 de noviembre de 2016

Acá están nuestras bocas,
enmudecidas desde la cuna,
gritando ahora, en la puja:
¡no más Estado ausente,
no más jueces indolentes!

Aunque silenciadas persisten,
masticando bronca sabor cereza:
la chiclosa balanza, impasible
frente la desigualdad histórica.

Rabiosas, espumosas, inflamables;
muelas incalmables royendo las calles.

¡Unámoslas, amasémos la ira!
Peguémosla debajo de las mesas:
que se enreden en los dedos cobardes.
Trencemos en murales insurgentes
telarañas sobre los transeúntes.

Mientras por dentro se disuelve el díalogo,
almíbar lacrimoso que un río va dejando,
sublimación del dolor desvestido.

Aquél, evaporándose tibio,
no perdura como el chicle rabioso
en la mesa, en las paredes,
intransformable y escupido:
El "ojo por ojo" a las miradas necias.

18 de mayo de 2016

DOLORES



A todos nos falta una pata,
nos duele, nos mata,
sin tregua, sin dios.
Nos hiela, nos cala en el alma:
una espinilla sangra
del hueco temor.
Se nos van cayendo las plumas
revolvemos basura
aullamos ardor.
En sarcástico juego impedido,
lo que más añoras
aclama “hoy no”.
Impalpables los hilos del tiempo
enrejan sustentos
limitan la voz;
quiebran los huesos roídos
tajantes quejidos
lágrimas al sol.
Y todos batallamos silencios
sin cota de malla
cual Armagedón,
bebiendo de un amargo mundo
un consejo oscuro:
“no pidas perdón”.
Por eso, mi fiel enemigo,
o mi dulce amigo, no des opinión;
que también casi todos buscamos
cobijos y mantras,
un sueño mejor.

26 de diciembre de 2011

Miedo


Miedo, el que te da primero,
al poner un pie en el arenero.
Miradas del extraño, susurros del otario,
zonzo baldazo frío, cualunque embustero.
Estupor del bailarín improvisado,
caminante incómodo sin zapatos.
Miedo de salir de esta vida con vida,
girando sobre uno mismo al borde del abismo.
Parálisis que nos va dejando ciegos,
pesticida de sueños y deseos;
temblores del cobarde lleno de amuletos,
instintivo, superviviente, volviéndote silente.
Miedo sin decoro, que no deja treguas,
miedo sin batallas de lenguas.

Por miedo te has perdido, en la comodidad de un camino,
en la circunferencia de un mundo conocido


14 de junio de 2011

Los pájaros cantan

Las cenizas cubren el cielo
el invierno mira de cerca,
y sobre el té de naranjas
caen lagrimitas de menta.

Entre barrotes invisibles
descansa el alma cansada,
dormidos los sueños felices,
inquietas las aguas saladas

Pero los pájaros cuando están encerrados
cantan.

Cuando los aturde la tele,
cuando la suerte les da la espalda,
cuando ya no sienten más que pena
y esperan solitos en su jaula,

los pájaros cantan canciones de esperanza